¿Cómo lidiar con el dolor emocional?

Mujer en el sofa pensativa

¿Cómo lidiar con el dolor emocional?

Una parte significativa del sentimiento de dolor que se experimenta en los quiebres sentimentales o en cualquier duelo, se produce porque hemos generado expectativas hacia algo o hacia alguien, y cuando las cosas no se dan según nuestros parámetros... sufrimos.

Es indudable que muchos de los aprendizajes de la vida se experimentan a través de procesos dolorosos. El dolor emocional en un quiebre sentimental, es algo que nos afecta muchísimo y para lo cual no existen pastillas y a lo que me refiero es que no existe una pastilla para el desamor.

Cuando se decide vivir el dolor a través del despertar espiritual, es mucho lo que se puede aprender de la experiencia para convertirnos en mejores personas. Una de claves para evolucionar en la vida,  es contar con  una actitud positiva, aunque no nos sintamos muy bien por dentro.

Si decidimos conscientemente vivir, experimentar y abrazar la incertidumbre que el dolor produce, podremos observar que a la larga sobrevivimos, que aprendimos muchísimo y que nos convertimos en personas más fuertes y preparadas para los próximos episodios de nuestra vida.

Pero, ¿qué podemos hacer si estamos atravesando una etapa de dolor emocional?

Lo primero es diferenciar entre dolor y sufrimiento.

 El dolor es algo puntual, lo que se vive por ejemplo en las diferentes etapas del duelo por cualquier pérdida y que debería durar un tiempo determinado. Es normal que sientas dolor hacia ciertos sentimientos y situaciones, pero el dolor debería bajar de intensidad a medida que pasan los meses, de lo contrario el dolor se convierte en algo recurrente y es allí cuando se convierte en sufrimiento.... entonces te acostumbras a sufrir y te vuelves víctima de tu dolor.

 El dolor es necesario en las etapas del duelo para poder sanar, pero si el periodo se extiende demasiado se vuelve contraproducente y se convierte en sufrimiento y victimización.

 La diferencia entre dolor y sufrimiento es semejante a decidir ir al dentista porque te duele una muela. Sufrir es el equivalente a no ir al dentista y seguir aguantando y sufriendo por el dolor. Tomar la decisión de visitar al dentista, es saber que te va a doler en el momento en que te la curen e inclusive por algunos días pero sabes que estás en vías de sanar por completo y luego te sentirás mejor, entonces el dolor que sientes en cualquier duelo que estés viviendo es similar a los días sucesivos en que te reparan una muela, es necesario y parte del proceso.

Recuerda, es valiente el que decide vivir su dolor, el que se deja sentirlo,  llorarlo y hasta patalearlo. El que evita el dolor y está por allí fingiendo y diciéndole a los demás que está de maravilla, esa persona tardará más tiempo en recuperarse de la experiencia del dolor.

"El dolor debe vivirse y  sentirse.  Hay que recordar que el dolor pasa". L.

"El sentimiento que hoy duele mañana será distinto". L.

Entonces, ¿cuál es la solución? tomar la decisión de dejar de sufrir si este es tu caso.

La recomendación es analizar tus conductas y evaluar si estás "sufriendo" y cuanto tiempo llevas en  esta situación. De ser así, lo importante es tomar una decisión, ser valiente y decirse a uno mismo:

DEJO DE SUFRIR,

DECIDO DEJAR DE SUFRIR

y esto

DEBE SER UN DESEO INTERNO QUE VENGA DE LO MAS

PROFUNDO DE TU CORAZON

Lo segundo que puedes hacer es pensar en el dolor emocional como si fuera un dolor físico.

Esto lo leí hace mucho tiempo y me pareció muy sabio.  Si nos rompemos un brazo, el mismo va a doler, te lo van a enyesar y lo vas a tener inmovilizado por un tiempo. Vas a sentir incomodidad y vas a extrañar todas las cosas que hacías con él. Pero sabes que va a sanar y que a medida que pasan las semanas te vas a sentir mejor.

Si pensamos en nuestro corazón como un corazón roto, el proceso es parecido. Duele mucho al principio y tiene su etapa de sanación, la cual para algunas personas es más larga que para otras. El dolor está allí y debes vivirlo, aceptarlo y soportarlo mientras sana, no te puedes arrancar ni el brazo ni tu corazón PORQUE son parte de ti. No tienes alternativa, de la misma manera que eres paciente con la sanación de cualquier parte de tu cuerpo que se lastima, deberás hacer lo mismo con tu corazón.

Ten paciencia con tu proceso de sanación, pero estando alerta que ese dolor no se vuelva parte de ti y se convierta en sufrimiento.

No Comments

Post a Reply