¿Quién es el espectador comprensivo?

el-espectador-comprensivo

¿Quién es el espectador comprensivo?

En ocasiones es difícil detenernos a pensar cómo nos vemos a nosotros mismos, sobre todo en circunstancias poco placenteras. En base a esto, te pregunto lo siguiente: ¿qué era lo último que estabas pensando o diciéndote a ti mismo antes de leer estas líneas? Al responderte te darás cuenta que ese "yo" se puede separar en dos, es decir te puedes comunicar contigo, esa parte de ti que es tu consciencia o tu yo superior. Además, cabe recordar que ese dialogo interno es constante, no para, y en muchas ocasiones puede llegar a ser muy negativo.

Imagínate por un momento que estás extremadamente furioso por una situación y te encuentras muy molesto y estresado, entonces decides tomar consciencia de tu estado, tomas una respiración profunda y aplicas la técnica del espectador comprensivo, la cual consta de lo siguiente: te ayudas a salir mentalmente de la situación e intentas verte desde afuera como si estuvieras sentado en la butaca del cine viendo la escena de esa película (tu película) que estás viviendo.

¿Qué te dirías al verte totalmente molesto, estresado y hasta descontrolado?

Es aquí cuando hay una gran posibilidad de conectar con ese dialogo beneficioso que te puede hacer mucho bien... te conviertes en el espectador comprensivo de ti mismo, de ese gran amigo que te quiere ver bien porque desea lo mejor para ti.

Es posible que entonces te encuentres dándote un consejo a ti mismo, algo como lo siguiente: no te mortifiques tanto que estás en vías de solucionarlo, o te dirás....no me gusta verte así tan abatido... creo que es importante que salgas a hacer ejercicio, que salgas a distraerte un poco para que bajes tus niveles de estrés porque si sigues así te va a dar algo! entonces cuando te conviertes en espectador de ti mismo, es algo parecido a convertirte en ese amigo amoroso que quiere que te vuelvas a sentir bien.

Es muy importante, que cuando hagas este ejercicio, lo hagas viéndote con cariño y con amor, no desde la crítica o reprochándote porque hiciste o dejaste de hacer tal cosa. Este ejercicio ayuda a desapegarte de tu ego y conectar con esa parte espiritual que todos tenemos.

Convertirse en espectador consciente es un actor de amor hacia sí mismo.

Y para finalizar, ante cualquier momento de adversidad, puedes hacerte esta pregunta:

 ¿Qué consejo te darías a ti mismo? Aquí te estoy invitando a que conectes con una parte distinta de ti, esa que tiene la posibilidad de separar el problema y pensar con mayor claridad para comenzar a generar esas soluciones que puedes estar necesitando.

Un abrazo,

Laura.

No Comments

Post a Reply